Idea de negocio: velas “varoniles” hechas por un niño

El emprendimiento no tiene edad. Esto lo tiene muy claro Hart Main, un niño de 13 años que ya es un empresario. Hart vive en Ohio, USA, y desde su casa crea sus propios productos, los cuales inclusive comercializa por internet.

Hart crea velas “varoniles”, sí, leíste bien, varoniles. Son velas con olores masculinos para los hombres que, como Hart, detestan esas velas con olores femeninos. Entre estos olores se encuentran tocino, fogata, pipa, pasto y cuero.

 

candleshart

Las velas están elaboradas en latas de sopas, las cuales lava, les quita las maquillas y rellena con ceras aromatizadas. Casi todas las latas son compradas y las sopas donadas a restaurantes comunitarios, hospitales, iglesias u otras organizaciones sin ánimo de lucro. Otras, aproximadamente 3000 latas le han sido donadas.

Actualmente está buscando obtener latas recicladas de algunas organizaciones y un porcentaje del producto de la venta de las velas fabricadas con estas latas será donado a restaurantes comunitarios locales.

Para conseguir la inversión inicial y poder empezar su negocio, Hart distribuyó periódicos en su localidad, repartió volantes de empresas de telefonía celulares locales e hizo de umpire en algunos juegos de baseball. Con estas actividades logró reunir USD100 con los cuales inició su negocio.

Ciertamente este es un trabajo muy impresionante de un joven emprendedor, quien no solo ha creado un producto innovador si no que lo sabe comercializar y a su vez ayuda a su comunidad.

Definitivamente un ejemplo digno de imitar!

Puedes visitar la página de Hart aquí.

 

Idea de negocio: Qué pasa con el anillo cuando la boda se cancela o se acaba el matrimonio?

Las joyas, en especial los diamantes, pueden ser para siempre, pero los matrimonios hoy en día no parecen serlo.

Las estadísticas muestran que casi un 50% de los matrimonios terminan en divorcio y un sitio en internet está sacando provecho de esto.

A su fundador, Joshua Opperman, le surgió esta idea de negocio después que su prometida decidió romper su relación.

 

ring

 

“Llego a casa después de un día duro de trabajo y me encuentro con que está completamente vacía, ella se había marchado con sus cosas y sólo dejó el anillo sobre la mesa…” – dice Joshua.

Pero en lugar de guardar el anillo para un futuro entregárselo a otra mujer que cautivara su corazón, Joshua volvió a la joyería donde lo había comprado varios meses atrás para intentar recuperar por lo menos su dinero. Sólo pudo venderlo a un 32% de lo que le había costado…

Fue entonces cuando pensó en convertir su despecho en algo rentable y fundó I do, now I don’t (algo así como acepto, ya no) para ayudar a los hombres despechados a deshacerse de sus amargos recuerdos pero al mismo tiempo ayudar a los que aún creen en el amor a conseguir a buenos precios los anillos de compromiso o matrimonio. El sitio funciona a manera de subasta y se apropia del 5% por la venta. Interesante, cierto…

El negocio abarca hoy en día venta de diamantes, anillos de compromiso, anillos de boda,  vestidos y mucho más.

Este es un claro ejemplo de que las adversidades no siempre son negativas, algo bueno tienen, sólo hay que descubrirlo y aprovecharlo.

Puedes visitar I do, now I don’t aquí.

Te invito a que recuerdes esos malos momentos pero solo para que intentes verlo desde otro punto de vista, quizás ahí está esperándote tu idea de negocio…

Si te gustó este artículo por favor deja tu comentario, incluso puedes contarnos como saliste adelante después de una situación adversa…

 

Idea de negocio: Universidad de un día

Muchos vamos a la universidad para cursar la carrera que nos acompañará en nuestras vidas como profesionales. Esas carreras universitarias varían de duración entre 3 a 6 años. Pero se imaginan asistir a la universidad por un día?

Hoy, es posible. Steven Schragis, fundador de One Day University, lo ha hecho posible en su universidad de un día. En ella se pueden tomar clases cuya duración es solo de un día.

La idea le surgió cuando  llevó a su hija por primera vez a la universidad y en ella ofrecían un pequeño curso de 20 a 30 minutos a los padres donde le explicaban con detalle el funcionamiento de la facultad. Al salir de ahí, todos los padres bromeaban con volver a la universidad, fue entonces cuando Schragis pensó, por qué no?

 

onedayuniversity

 

Las clases, a modo de conferencias, son presenciales y si no puedes asistir, tienes la opción de tomarlas online.  Los profesores que las dictan provienen de universidades como Harvard, Yale, Stanford y muchas otras muy buenas universidades.

Como puedes ver, el nicho de la educación siempre será atractivo, el deseo de las personas de aprender más y más, de aprender lo más que pueda en corto tiempo y por un costo accesible, siempre será rentable. Esta idea es muy innovadora y por supuesto, genera muy buenos ingresos.

Qué opinas de esta idea de negocio? coméntanos…

Puedes visitar One Day University aquí.