Sigue estos consejos para mejorar tus hábitos financieros

Los hábitos financieros son como nuestro cuerpo, hay que ejercitarlos y ponerlos en práctica constantemente para estar en forma. Al principio cuesta trabajo, los músculos duelen por los ejercicios, el bolsillo se aprieta por los cambios, pero con el pasar del tiempo los dolores desaparecen y el bolsillo tiene un mejor aspecto.

Tener nuestras finanzas bajo control requiere dedicación, tiempo y esfuerzo, igual que cuando vas a un gimnasio a ejercitar tu cuerpo. Debes escoger tu rutina de ejercicios para alcanzar tus objetivos.

Aunque para cada persona las situaciones serán diferentes debido a su edad, su nivel de vida, su familia, su entorno laboral, existen algunos puntos que todos deberán tener en común para cambiar sus hábitos financieros:

–       Objetivos financieros: todos nos debemos trazar objetivos financieros y trazar nuestro plan para alcanzarlos. No basta con decir “quiero tener un buen retiro” o “quiero comprar una casa”, hay que detallar los pasos con los cuales conseguiremos los recursos para esos objetivos. Nuestra lista de objetivos requiere de un presupuesto y un plan de acción ya sea a corto, mediano o largo plazo. Detalla en un lista tus objetivos financieros.

–       Cambio de hábitos: así como la comida sana es un buen componente para un cuerpo sano, el buen manejo del dinero lo es para un sano estado financiero. Haz que tu prioridad financiera sea el ahorro (lee mi artículo “Si quieres ahorrar, págate primero tú mismo”).

–       Estudio: el éxito en el manejo de las finanzas personales está en el estudio, aprender, leer, te enriquecerá y hará que comprendas la importancia de llevar una vida financieramente saludable. Mientras más leas y aprendas, mejores serán tus finanzas.

–       Protección ante riesgos: mantener a nuestra familia protegida ante cualquier emergencia es el primer paso para mejorar nuestros hábitos financieros. Qué mejor que poder contar con dinero o con un seguro ante una calamidad? Empieza a ahorrar, así sea muy poco, para tu fondo de emergencias.

Cambiar nuestros hábitos financieros no es fácil, pero la recompensa es muy gratificante.

Qué estás haciendo tú para mejorar tus finanzas?

Imagen tomada de FreeDigitalFoto.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *