Si quieres mejorar tus finanzas, se paciente

Cuando se es joven, las personas se desesperan y todo lo quieren de inmediato. Esto los lleva a endeudarse más de la cuenta y cuando quieren reaccionar ya es demasiado tarde. Su deuda es tan grande que tienen que pasarse la vida trabajando para ir pagando esa deuda. La impaciencia es costosa, te lleva a endeudarte y cambiar tus hábitos de consumo.

 

A medida que maduramos o nos hacemos mayores, somos más conscientes de los gastos y sabemos esperar pacientemente cuando queremos algo. Sin embargo, el ser paciente no es garantía de éxito, pero aumenta las posibilidades.

 

paciencia

 

A continuación te presento algunas formas en que ser paciente te puede ayudar a mejorar tus finanzas personales:

 

–          Ser paciente aumenta tu dinero: ahorra y mantén tu dinero guardado, esto, gracias al interés compuesto, hará que aumente tu saldo.

 

–          Ser paciente te evita comprar cosas que quizás realmente no necesitas: antes de comprar algo que crees urgente de comprar, detente, no lo compres inmediatamente, procura comprarlo días más tarde, así evaluarás si realmente era urgente o incluso, si realmente lo necesitas o no.

 

–          Ser paciente te ayuda a obtener mejores precios: si esperas más tiempo para comprar lo que necesites, tendrás más tiempo para consultar precios y conseguir los más económicos.

 

–         Ser paciente te mantiene sano: cuando tienes paciencia significa estar en un estado de armonía en el cual no te estresas por la moda, por dejarte llevar por las tendencias. Eso mantiene tu mente abierta y relajada. Te hace pensar tranquilamente antes de gastar.

 

La paciencia conduce a la felicidad y a la riqueza. Pero para ser pacientes hay que alejarse un poco de este mundo en el que se vive del ahora, del ya. La televisión, la radio y hasta el mismo internet nos inducen día a día al ahora. Nadie predica la paciencia, nadie explica que el ahora puede ser la pérdida del mañana.

 

Por todo lo anterior, quiero pedirte un favor. Sé paciente, verás que tu paciencia será recompensada.

 

Estás siendo paciente en tu vida? Qué haces para conservar esa paciencia? O te estás desesperando… coméntanos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *