Estrategia de marketing: habla siempre de manera positiva de tu negocio

Cuando te preguntan, cómo va tu negocio? Qué contestas? Más o menos, regular, mal, muy mal o bien, muy bien? Espero que con este artículo pueda ayudarte a responder esa pregunta la próxima vez que te la hagan.

 

Si quieres que las personas te compren, habla siempre de manera positiva, véndete tú mismo y a tu negocio. Te aclaro que no te estoy pidiendo que mientas si realmente no te está yendo bien, en este caso te recomiendo que hables de los planes que tienes para el futuro y el empeño y ganas que les estás poniendo. Esto es mejor que hablar de tu situación actual si realmente no es buena.

 

positive

 

Cuando hablas de manera positiva sobre tu negocio logras motivar a las personas y las hace sentirse con mayor confianza hacia ti, sintiéndose también como parte de tu historia positiva. Esto es importante hacerlo porque tus ingresos futuros dependerán de qué tanta gente se sienta entusiasmada con tu negocio, con lo bien que te está yendo, con tu producto o servicio y hasta contigo mismo.

 

Un claro ejemplo de esto es el mercado de las acciones, la bolsa de valores, cuando los inversionistas se sienten atraídos por un rumor positivo, un comentario o alguna noticia favorable es cuando confían y deciden invertir en X o Y acción y el mercado crece. Por el contrario, si desconfían de algo actúan con desconfianza y el mercado se restringe.

 

Cuando hablas de manera negativa de tu negocio harás que las personas no confíen en ti ni en tu producto y créeme que este es el peor error que cualquier dueño de negocio puede cometer porque el daño comercial que se le hace al negocio es enorme.

 

Muchos empresarios procuran hablar siempre algo negativo de su negocio, incluso aunque las cosas realmente no estén mal, pensando que de esta manera darán a conocer más su negocio porque “las malas noticias se riegan rápido, como virus” y entonces muchos sabrán que su negocio existe. Sin embargo, esto realmente puede llegar a ser mortal para el negocio ya que los clientes, los inversionistas, los patrocinadores y hasta los proveedores pueden salir corriendo antes que tu negocio se vaya a pique ante tantos rumores negativos.

 

Hablando de manera positiva harás que las personas se sientan también positivas, que tengan confianza para comprar tu producto o servicio, recomendarte o invertir en tu negocio. Por esto, es mejor hablar de lo que se quiere y no de lo que se teme.

 

Por cierto, cómo va tu negocio? Coméntanos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *