Falta de sentido común, lo que nos lleva a cometer errores en nuestras finanzas personales

El día de ayer me llegó un correo con un archivo adjunto de diapositivas de alguien llamado Carlos Gil, en el cual explica los 18 errores que usualmente cometemos en nuestras finanzas personales.

No lo transcribiré aquí porque estoy casi seguro que ya te habrá llegado también ese correo, pero lo que sí haré es comentar lo que nuestro amigo Carlos expresa de manera sencilla y clara.

 

errores_finanzas

 

A decir verdad, los 18 errores que normalmente cometemos, uno a la vez, algunos o todos al mismo tiempo, lo hacemos simplemente porque en ocasiones carecemos de sentido común. Y no digo con esto que siempre carezcamos de esa malicia indígena o sentido común, no, lo que quiero decir es a veces nos falta ese centavito para el peso y analizar con calma nuestras decisiones financieras.

Miremos el error 1 “Gastar más de lo que ganas”, a quien le puede caber en la cabeza de contar con algo que no tiene o no es suyo, si no tienes el dinero entonces por qué compras? Por capricho? Esto te endeudará más. Esto, es sentido común. Y sin embargo cometemos ese error. Obviamente, hay excepciones como los créditos hipotecarios, por ejemplo, que debido al costo de los inmuebles no todos contamos con esa cantidad de dinero por lo que nos toca adquirir la vivienda sin dinero para empezar a construir nuestro patrimonio.

Error 3, “Mantenerte en tu área de comodidad”, si prefieres quedarte en tu zona de confort no procurarás por ser cada día mejor, no buscarás medios ni mecanismos para obtener más ingresos y como ya estás cómodo pagando deudas, así seguirás. Sentido común…

Error 13, “Creer que nunca vas a envejecer”, si piensas que siempre estarás en el lugar en el que estás, sin envejecer, estás equivocado. Ya lo dice la canción de Héctor Lavoe “…todo tiene su final…”

Error 18, “Gastar en vicios”, los vicios son malos y sin son malos para qué invertir en ellos? Sentido común…

Como te puedes dar cuenta, todos estos errores se pueden evitar con un poco de sentido común y algo de eso que llaman malicia indígena, para así mejorar tus finanzas personales.

Te invito a que pienses con cabeza fría tus decisiones financieras para que no cometas errores y a que nos comentes cuál de estos errores has cometido y cómo lo enmendaste.

Puedes ver la presentación de Carlos Gil aquí.

 

4 consejos para educar a tus hijos sobre finanzas

Si yo hubiese tenido desde que era joven los conocimientos que he venido adquiriendo sobre finanzas, quizás no hubiese cometido tantos errores que me han llevado a donde estoy y que hoy en día, vivo tratando de enmendar.

A raíz de esta situación, planeo transmitirles a mis hijos, desde niños, la importancia del manejo del dinero, del valor del dinero y de las finanzas personales para que no comentan los mismos errores que he cometido y tengan desde ya un buen comienzo. Y pienso que estoy justo a tiempo, aún son niños.

 

childandfinances

 

Enseñarle a los hijos temas de finanzas personales y de manejo del dinero, así como enseñarles a ser responsables financieramente, es sin duda un tema controversial: muchos te dicen que lo hagas pero nadie te dice realmente cómo hacerlo.

Para lograr éxito en esta tarea permíteme darte estos consejos:

–          Edúcate primero. Esto es de sentido común: no puedes enseñar nada que realmente no conozcas o sepas. Aprende lo más que puedas sobre presupuestos, sobre ahorro, sobre inversiones, sobre costos y reducción de costos y deudas. Adquiere conocimiento y te será más fácil enseñarle a tus hijos.

–          Sé un ejemplo a seguir. Si les enseñas a tus hijos algo, pero haces completamente lo contrario, ellos aprenderán mucho más de tus acciones que de las palabras que escuchen. Por ejemplo, para enseñarle sobre control de gastos, tú debes aplicarlo primero.

–          Enséñales un hábito a la vez. Tus hijos no serán expertos en finanzas de la noche a la mañana, en un mes o en un año, en especial sin son pequeños. El objetivo de esta enseñanza es acompañarlos durante su niñez y adolescencia. Por eso, es mejor enseñarles una cosa a la vez, de hecho, no hay prisa, sólo son niños.

–          Déjalos que aprendan haciendo. No basta con enseñarles de palabras y cátedra, no, hay que dejarlos que ellos aprendan haciendo, que cometan errores y que aprendan de sus errores. Así hablarán de esos errores y sabrán cómo evitarlos cuando sean adultos.

Crees que es importante enseñarle a tus hijos temas de finanzas personales y manejo del dinero? Tú le hablas a tus hijos sobre estos temas? Coméntanos…

 

Por qué debes chequear los links externos de tu blog?

Los links o enlaces de entrada, como por ejemplo los links desde otros sitios web que apuntan hacia tu página o blog, normalmente son inofensivos para tu web, incluso si vienen desde sitios spam. Como son enlaces que no puedes controlar, Google no te penaliza por eso en su algoritmo de búsqueda.

Por otro lado, los enlaces de salida o links externos sí te pueden meter en problemas, en especial si apuntan a sitios spam o sitios maliciosos. En estos casos, Google puede colocar una banderita roja en tu website y reducir temporalmente tu ranking de búsqueda hasta que corrijas o elimines los links. Esta es la razón por la cual los vínculos de los comentarios de los blogs tienen la etiqueta nofollow de forma predeterminada.

Por otro lado, si apuntas desde tu sitio o blog a una web que a su vez apunta a un sitio spam o malicioso, también puedes llegar a tener problemas con tu ranking de búsqueda. Por eso es bueno y sano mantener la vista sobre los sitios a los cuales haces enlaces desde tu blog.

Aquí te comparto una herramienta que puedes usar para este fin Text Link Checker.

 

checklink

 

Solo tienes que introducir la URL de tu página principal, por ejemplo, y la herramienta empezará a rastrear los enlaces externos hasta tres niveles de profundidad y luego construye un pequeño informe con iconos destacando los vínculos peligrosos.

Obviamente esta herramienta la debes usar a manera indicativa porque pueden resultar muchas falsas alarmas pero te servirá como punto de partida.

Ya chequeaste tus enlaces externos? Coméntanos como te fue…